miércoles, 18 de noviembre de 2009

La concesión de playas: Mitos y Verdades


En el día de mañana se realiza la tan acalorada marcha contra la concesión de las playas en Santa Marta, todo un asunto de debate público que tiene defensores y detractores por doquier; sin embargo es deseo del Gobierno Nacional el hacer una apuesta atrevida y comenzar a cambiar la imagen de la ciudad y poco a poco mostrarla como el destino turístico de elite nacional e internacional que se merece ser, y es que los servicios y la infraestructura con la que contamos hoy en día es un reflejo de nuestra dura realidad, turismo del tercer mundo.

Este álgido asunto no es nuevo para la ciudad, en algún momento se le entregó a Aviatur la administración de algunas playas del Parque Tayrona, tal decisión produjo gran escozor dentro del sector turístico de la ciudad. El funcionamiento del turismo no es nada simple, y aunque los esfuerzos que se están dando por parte de las autoridades para subirle el status turístico a la Perla de América ya han generado algunos resultados positivos, encontramos el rechazo del componente social que vive de los muchos o pocos pesos que puedan arrancarle de los bolsillos al turista, me refiero a las ventas informales, operadores turísticos y similares. Para nadie es un secreto que nuestra ciudad carece de las fuentes de empleos necesarias para su desarrollo, en donde muchas personas incluso vienen desde muy lejos a “rebuscarse” en las temporadas lo que realmente es un agravante para el caos imperante. ¿Entonces qué hacer? ¿Seguimos en este status quo deplorable al cual nos hemos acostumbrado, o más bien le apostamos por estrategias atrevidas de mercadeo turístico?

El Presidente Uribe en la última asamblea de Cotelco, expresó su voluntad de realizar estas cruzadas experimentales para el día 2 de diciembre; lo cierto es que este servidor hubiera preferido comenzarlas en una temporada baja-media para así poder tener resultados más palpables y encontrar un terreno abonado para las temporadas altas, pero bueno, de ésta forma se dieron las ordenes. La idea no es descabellada, ni inconstitucional, y es deber pensar en nuestro horroroso hándicap al competir directamente con grandes centros turísticos del Caribe y las Antillas, los cuales nos llevan años luz en turismo empresarial, portafolios y servicios. La meta es alcanzar el progreso turístico y puede ser que esta sea una herramienta jurídica que ayude a ello.

Ahora bien, existe un sofisma de distracción que enturbia la situación y que hay que desentrañarlo de raíz, y es que concesionar no significa privatizar, eso es una propaganda errática que se está usando como grito de guerra por los opositores de la idea, en donde se difama y se acusa cual programa “Alo Presidente” del Mr. Danger de Chávez.

El debate deberá suscitarse con altura y responsabilidad, con cifras y estadísticas reales, con sus verdaderos pros y contras, sin galimatías demagógicos y sin protagonismos de telenovelas; nos estamos jugando el prestigio nacional e internacional de la ciudad y eso no es mucho, es todo.

Acá les dejo algunos enlaces que hablan del tema, saquen sus propias conclusiones y no dejen que otros piensen y actúen por ustedes.
http://www.eltiempo.com/colombia/caribe/preparan-marcha-de-protesta-en-santa-marta-ante-anuncio-de-la-concesion-de-playas_6606347-1

1 comentario:

realsantamarta dijo...

De acuerdo, concecionar no es el problema, el verdadero problema es a quien se conceciona y que seguimiento se le hace al impacto que realiza sobre el territorio que se le conceciona, se menciona el caso de AVIATUR y el PNN TAYRONA, en ese caso me ha parecido pesimo el trato que ha dado esta empresa al Parque, el impacto ha sido brutal, luego de 6 años de no haber vuelto al sector Zaino, el año pasado fui a visitar cañaveral y arrecifes y lo que encontre fue espantoso, caminos totalmente vueltos -mierda- literalmente, ya que convirtieron los bellos senderos peatonales en camino y cagadero de mulas carga turistas perezosos/sedentarios y otros bultos más y han acabado con el disfrute de caminar dentro del parque, ademas volvieron al Tayrona una reflejo más de las desigualdades sociales de nuestro pais, zonas VIP, sectores estrato 6 al lado de hospedajes estrato 1, donde los baños de aviatur son como deberian ser todos los del parque, pero los de los otros lugares dentro del mismo son una porqueria. Concluyendo,si se conceciona para que pase esto,para que hagan los HORRORES que han hecho con PNN TAYRONA, es preferible NO CONCECIONAR.